Fidel y Cuba en el corazón de Vietnam

Noventa millones de vietnamitas también festejarán la fecha en que Fidel llegara a la «tierra de acero». Foto: archivo de granma
Noventa millones de vietnamitas también festejarán la fecha en que Fidel llegara a la «tierra de acero». Foto:Archivo de Granma

Era septiembre de 1973, en la provincia de Quang Tri, Vietnam. La «tierra de acero» aún olía a pólvora, se sentía la atrocidad de la guerra. Los vietnamitas seguían luchando por el derecho a la independencia y la libertad de su pueblo, pero Quang Tri era territorio libre y Fidel, en nombre de Cuba, estaba allí para acompañarlos.

Fidel fue el primer y único mandatario que visitó Vietnam en tiempos de la guerra. El líder cubano se declaró admirador de la capacidad de lucha del pueblo vietnamita, capaz de expulsar primero a los colonizadores franceses y luego a los invasores norteamericanos.

Su imagen en aquella visita, enarbolando la bandera del Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur, expresaba su fe absoluta en la victoria. Él, como Ho Chi Minh, estaba convencido de que una vez derrotado el enemigo, construirían una Patria «diez veces más hermosa».

«Ningún movimiento de liberación, ningún pueblo de los que han luchado por su independencia, ha tenido que llevar a cabo una lucha tan larga y tan heroica como el pueblo de Vietnam», dijo el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, el 12 de septiembre de 1973, en su primera visita al país asiático.

A 45 años de ese encuentro, los habitantes de esta zona liberada en el sur de Vietnam, aún recuerdan la imagen de aquel inmenso hombre caminando junto a los líderes y combatientes vietnamitas en el campo de batalla, conversando con los enfermos, siempre cercano, humilde, símbolo de la solidaridad que une a ambas naciones. Así lo cuenta en entrevista exclusiva para Granma el embajador de Vietnam en Cuba, Nguyen Trung Thanh.

La visita de Fidel a Vietnam conllevaba riesgos, la guerra aún estaba en su auge, pero a pesar de eso Fidel decidió visitar la zona liberada de Quang Tri.

«Los enemigos no querían que se supiera que esta provincia era ya una zona libre, la visita de Fidel hizo posible que el mundo lo supiera, allí estaba él con su uniforme verde olivo, demostrando su grandeza. Fue un símbolo del apoyo de Cuba al pueblo vietnamita», dice Trung Thanh.

«Fidel caló en el corazón de los vietnamitas, dejó los ideales de la solidaridad, la valentía, la dignidad, fue el impulso para seguir luchando por la justicia, no solo en mi pueblo sino en el mundo», agregó.

Nguyen Trung Thanh, embajador de Vietnam en Cuba. Foto: Endrys Correa Vaillant Foto: Endrys Correa Vaillant

VOLVER A VIVIR LA HISTORIA

Con motivo de la primera visita oficial del Comandante en Jefe Fidel Castro a Vietnam, ambos países realizarán una jornada en recordación de este acontecimiento trascendental en la historia de las relaciones entre los partidos comunistas, gobiernos y pueblos de estas naciones.

En Cuba el acto central para celebrar esta fecha, se efectuará este 12 de septiembre, en el teatro del Ministerio de las Comunicaciones, en la capital.

El embajador de Vietnam en La Habana informó que también en instituciones y escuelas de provincias como Pinar del Río, Holguín, Camagüey y Guantánamo tendrán lugar encuentros y eventos que consolidarán la hermandad entre los dos países.

«En Vietnam, la actividad central estará enfocada en la inauguración de un busto del Comandante en Jefe Fidel Castro, en la capital provincial de Quang Tri, en esta ceremonia estarán presentes altos representantes del Gobierno de nuestro país y por la parte cubana preside la delegación oficial el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Salvador Valdés Mesa. Dong Ha tendrá el honor de ser la primera ciudad en todo el mundo con una plaza llamada Fidel Castro», explicó el diplomático.

En el lugar ya está emplazado un busto en bronce del líder histórico de la Revolución Cubana, montado sobre un pedestal de mármol en cuyo fondo se alzan tres montículos que evocan las serranías donde se libraron los combates por la definitiva independencia de la Isla.

En esos altillos, ya cubiertos de césped, serán sembradas varias palmas reales, árbol nacional de Cuba. Un tanto a la izquierda, como telón de fondo, un pequeño lago artificial traerá una clara remembranza del mar Caribe.

AMISTAD DESDE LAS RAÍCES

De la más poderosa raíz nació la amistad entre Vietnam y Cuba, que nos recuerda los versos de Ho Chi Minh: «Solo cuando la raíz es firme, el árbol puede vivir mucho tiempo». Quizás por eso entre Cuba y Vietnam crece una amistad eterna que tiene su esencia en el alma de sus pueblos.

«Ahora es responsabilidad de las nuevas generaciones y de los nuevos líderes de nuestros países que las relaciones bilaterales entre Cuba y Vietnam continúen siendo de hermandad, solidaridad y apoyo inquebrantable, así ha sido desde el año 1960, cuando establecimos las relaciones diplomáticas entre ambos países», afirmó Nguyen Trung Thanh.

«Los dos estados compartimos la misma ideología, existen vínculos de confianza mutua y nos toca trabajar para llevar la relación económica y comercial al nivel de las relaciones políticas», comentó.

Vietnam es el segundo socio comercial de Cuba en la región asiática. La visita a Cuba del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, compañero Nguyen Phu Trong, en marzo de este año, permitió fortalecer las relaciones, con la firma de 22 acuerdos que se han ido concretando en los últimos meses.

La entrañable amistad ha superado la prueba del tiempo. Se ha construido una relación sólida, forjada en los años difíciles de la lucha por la liberación de nuestros pueblos.

Cuba y Vietnam están también unidos por las coincidencias históricas, pues el azar quiso que el 19 de mayo se convirtiera en una efeméride común. Ese día de 1895, cayó en combate José Martí, y un lustro antes, había nacido, en una humilde aldea, el legendario y excepcional revolucionario Ho Chi Minh.

Fidel y Ho Chi Minh nunca se conocieron, pero los unieron las ideas justas, los deseos de libertad para sus pueblos, el afán por luchar y esa inmensa sabiduría que solo los hombres grandes, los verdaderos líderes tienen y transmiten.

Esos mismos principios siguen entrelazando a los pueblos cubano y vietnamita, por eso corresponde a las nuevas generaciones materializar todos los días sus ideas, trabajar por concretarlas y hacerlas perecederas en función del mundo mejor que construimos y queremos para la humanidad toda.

HITOS EN LAS RELACIONESDE CUBA Y VIETNAM

– Relaciones diplomáticas

Conmemorando el desembarco del Granma y la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el 2 de diciembre de 1960, Fidel declaró la decisión popular de establecer de forma oficial relaciones diplomáticas con Vietnam.

– Intercambios académicos

En la década de los 60 llegó a Cuba el primer grupo de estudiantes vietnamitas. Desde 1961 hasta la actualidad más de 3 000 han cursado diferentes carreras universitarias en la nación caribeña.

– La solidaridad

El 25 de septiembre de 1963 se funda el Comité Cubano de Solidaridad con Vietnam del Sur, presidido por la heroína del Moncada Melba Hernández. Hoy es la Asociación de Amistad Cuba-Vietnam.

– Visita del Ballet Nacional de Cuba

En 1964, integrantes del BNC, encabezados por Alicia Alonso, visitaron Hanoi. Fue la  primera compañía cultural que viajó a la República Democrática de Vietnam y fue recibida por Ho Chi Minh.

– Visitas de alto nivel

El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, compañero Nguyen Phu Trong, visita a Cuba, en marzo del 2018, y el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Esteban Lazo, realiza una visita oficial a Vietnam para apliar los mecanismos entre ambos parlamentos.

– Proyecciones en la ZEDM

La captación de inversiones extranjeras y el desarrollo de un parque industrial son algunos de los objetivos de la empresa ViMariel S.A., entidad cubana con capital totalmente vietnamita radicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), desde agosto de este año.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.