Sesiona en Universidad argentina cátedra en honor a Fidel Castro

Buenos Aires, 23 oct (PL) El humanismo del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, fue resaltado aquí en una cátedra libre en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, con numerosa presencia de jóvenes.

 

La iniciativa juntó la víspera en esa casa de altos estudios a destacadas personalidades como el politólogo y coordinador de las cátedras martianas en Argentina, Juan Pastor González, al antropólogo Andrés Ruggeri y a Claudia Camba, presidenta de la fundación Un mundo mejor es posible.

Su lucha revolucionaria, pero sobre todas las cosas, el amor a su pueblo y la solidaridad de Cuba hacia el mundo fueron acentuados por los panelistas en esta jornada, devenida punto de encuentro entre el pensamiento vivo de Fidel Castro y el movimiento nacional.

En su intervención González destacó su vigencia como líder, como conductor de pueblo y su capacidad de transformar y transformarse siempre teniendo en cuenta la felicidad de su país. Su compromiso primero era con la felicidad de su pueblo y la grandeza de su nación, dijo.

Durante su exposición el especialista recordó la capacidad de Fidel Castro de ver donde nadie veía, observar lo que había arriba y abajo del icerbeg, dijo, y citó como ejemplo de las varias veces que estuvo en Argentina cuando asistió a la asunción presidencial de Néstor Kirchner y vio en él lo que muchos aún no habían visto.

González se refirió en su intervención al duro bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos que ha tenido que soportar durante casi 60 años el pueblo cubano, al que condenó en su intervención y recordó que el próximo 31 de octubre se volverá a votar en Naciones Unidas la resolución sobre la necesidad de poner fin a esta inhumana política.

Por su parte el antropólogo Andrés Ruggeri enfocó su exposición en toda la estrecha labor y relación del líder revolucionario con los pueblos africanos tras resaltar la ayuda que ha ofrecido Cuba durante estos años en el área de la medicina a varias naciones de ese continente.

A su tuno Claudia Camba pasó revista a varias épocas difíciles para el pueblo cubano, como el llamado período especial, en el cual en condiciones duras resistió al embate del imperio, resaltó.

Una de las características de la personalidad de Fidel Castro es que convertía cada revés en victoria y en cada dificultad veía una oportunidad, subrayó la presidenta de la fundación Un mundo mejor es posible, quien también ahondó en varios momentos de la Revolución como la pelea por el regreso del niño Elián González a su patria, donde, recordó, nació de allí lo que denominó batalla de ideas.

En especial remarcó la gran solidaridad de la isla caribeña con sus hermanos latinoamericanos y se refirió a uno de los legados en el caso de Argentina, el Centro Oftalmológico Ernesto Che Guevara, en la provincia de Córdoba, donde gracias a colaboradores cubanos a través del programa Operación Milagro más de 45 mil argentinos se han operado de la vista.

La cátedra Fidel Castro, un mundo mejor es posible, forma parte del segundo encuentro Antimperialismo, socialismo y liberación nacional. Las prácticas internacionalistas, organizado por la Universidad.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.